Blog de piscinas

Manta térmica para piscinas

La manta térmica para piscinas es un complemento útil y necesario para mantener la temperatura del agua, así como también resguardarla de suciedades. También sirve para no gastar tanto dinero en productos químicos.

Funciona desplegándose en la superficie del agua de forma directa, mediante un eje que se encontrará ubicado en un lateral de la piscina de fácil acceso, este sistema se puede encontrar automático, semiautomático o manual;  para cada tipo de sistema se utiliza un eje en específico. El material con el que está hecho consta de dos membranas de polietileno la cual lleva en el centro una especie de cámara de aire rellena de burbujas, este material es bastante resistente a los rayos ultravioletas del sol a la vez que es ligero al momento de su manipulación.

Pasos para la utilización y precauciones de uso para la manta térmica de piscinas

  • Se debe colocar la manta térmica en el agua de la piscina con la parte lisa hacia arriba y que no esté en contacto con el agua
  • Recomendable hacer uso de un enrollador pare recoger la manta térmica esto ayuda a evitar que pueda dañarse o romperse.
  • No se debe extender la manta térmica si la temperatura se encuentra en 30 ºC.
  • No se debe caminar ni acostarse encima de la manta térmica.

Provechos del uso de una manta térmica para piscinas

  • Mantener y conservar de suciedades que puedan contaminar la piscina
  • Funciona para climatizar y mantener la temperatura del agua de la piscina.
  • Disminuirá la evaporación del agua de la piscina
  • Evita el consumo exagerado del agua.
  • Ayudará a no gastar tanto en productos químicos para su mantenimiento
  • Sirve para evitar la proliferación de algas y otros microorganismos
  • Funciona para alargar la temporada del baño beneficiando a los bañistas en su disfrute
  • Contribuye en la seguridad de niños y personas que no sepan nadar, sobre todo si no se cuenta con algún tipo de vigilancia cuando no se esté haciendo uso de la piscina