¿Cómo hacer la tarea de reparar piscina de obra?

Llevar a cabo la tarea de reparar piscina de obra es complicada, aunque muchas veces es necesaria para mejorar los aspectos constructivos y visuales de nuestra piscina. La aparición de grietas y fisuras es uno de los problemas más comunes en las piscinas, pudiendo acarrear problemas como la perdida de agua o las múltiples averías […]

home / Mantenimiento/Reparación de piscinas / ¿Cómo hacer la tarea de reparar piscina de obra?

Llevar a cabo la tarea de reparar piscina de obra es complicada, aunque muchas veces es necesaria para mejorar los aspectos constructivos y visuales de nuestra piscina. La aparición de grietas y fisuras es uno de los problemas más comunes en las piscinas, pudiendo acarrear problemas como la perdida de agua o las múltiples averías que pueden ser causadas por alguna fisura. Según los datos del barómetro sectorial de la piscina, actualmente en España existen alrededor de 1.2 millones de piscinas construidas y, más de la mitad de ellas ya tienen más de 10 años de antigüedad. A continuación, explicaremos como llevar a cabo la tarea para reparar piscina de obra.

Nuestras piscinas, con el paso del tiempo, pueden verse afectadas debido al uso de productos químicos y la calidad del tratamiento del agua. Estos elementos pueden ocasionar la disolución de la borada, provocando una acumulación de residuos y suciedad que afecta a la proliferación de algas, provocando la caída de fichas o baldosas de la piscina. En estos casos, recomendamos realizar un rejuntado y colocar las fichas desprendidas para renovar la apariencia de la misma.

¿Qué metodología se usa para reparar piscina de obra de la borada?

  1. Para empezar a reparar piscina de obra, primero se aplica una capa de ácido desincrustante para que la suciedad que quede impregnada en las fichas de la piscina sea eliminada, además de retirar esas juntas que estén en malas condiciones. A continuación, aplicaremos agua a presión para limpiar al completo la superficie y eliminar la antigua borada en mal estado.
  2. Una vez realizado el paso anterior, procederemos a colocar las fichas de gresite que se hayan desprendido de la piscina. Seguidamente, se aplicará una nueva borada con efecto fungicida (sustancia para impedir el crecimiento de hongos) sobre una superficie uniforme, rellenando así las juntas de la piscina.

La tarea de reparar piscina de obra deberá realizarse cada 8-10 años, siempre dependiendo del estado en el que se encuentre.

Otra opción que debemos tener presente a la hora de llevar a cabo esta tarea es la de renovar todo el gresite o baldosas que existan en la piscina, sustituyéndolo por otro formato o color, dándole un aspecto totalmente renovado a nuestra piscina, además de conservar la forma y accesorios de la piscina, nos proporcionara una sensación de piscina nueva.

Como veis, realizar esta tarea puede ser complicada para muchas personas, llegando a ser un problema incluso para la propia estructura de la piscina y alrededores. Aunque cierto es, que con la tarea de reparar piscina de obra, conseguirás arreglar esa fuga presente en tu piscina o incluso, podrás darle ese toque que siempre has querido a tu piscina.