¿Cómo se lleva a cabo la reparación de grietas en una piscina?

Cuando aparecen grietas en una piscina es una señal de que algo no funciona bien y es necesario reparar en ello hasta encontrar la raíz del problema. Como especialistas en la reparación de grietas en la piscina queremos explicarte cuáles son las grietas más comunes que pueden aparecer y explicarte por qué aparecen. Las grietas […]

home / Mantenimiento/Piscinas privadas/Piscinas públicas/Reparación de piscinas/Reparación de piscinas Barcelona/Seguridad / ¿Cómo se lleva a cabo la reparación de grietas en una piscina?

Cuando aparecen grietas en una piscina es una señal de que algo no funciona bien y es necesario reparar en ello hasta encontrar la raíz del problema. Como especialistas en la reparación de grietas en la piscina queremos explicarte cuáles son las grietas más comunes que pueden aparecer y explicarte por qué aparecen.

Las grietas son quebraduras o aperturas largas y estrechas que se forman en el vaso de la piscina, es decir, fisuras que aparecen en las piscinas de hormigón o cemento, siendo estas las más utilizadas. Pero teniendo en cuenta que aparecen en el vaso de la piscina, como especialistas en la reparación de grietas de la piscina debemos decirte que la elección de un revestimiento de máxima calidad va a ser un factor decisivo para evitar este tipo de problemas. Es necesario que apuestes por un tipo de liner para piscinas que proporcione la máxima estanqueidad al vaso de la piscina, protegiéndolo frente a este tipo de problemas.

Tipos de grietas:

Existen grietas superficiales, que son aquellas que se generan en el revestimiento de la piscina, pero que no llegan a perjudicar la estructura general de la piscina.  Para estos casos, la reparación de grietas de la piscina se basa en retirar el revestimiento y volverlo a colocar para eliminar el problema de raíz o bien utilizar una pasta blanda para reparar esta grieta superficial.

Otro tipo de grietas son aquellas que aparecen en el hormigón y que vienen provocadas por el asentamiento del terreno, una fabricación e instalación de mala calidad, falta de mantenimiento o bien otras causas que generan este tipo de fisuras pequeñas, que rondan los 5 y 15 mm y son fácilmente reparables.

Después nos encontramos otro tipo de grietas de mayores dimensiones como son las grietas que superan el centímetro, unas fisuras que necesitan del trabajo especializado de un equipo de reparación de grietas de la piscina, como puede ser un ingeniero, arquitecto o aparejador que pueda inspeccionar la zona y asegurarse de la rigidez de la estructura, para valorar cuál es la solución más viable en estos casos.

Sea cual sea el tipo de grieta que se presente en tu piscina es importante arreglarla cuanto antes, para que no se transforme en un problema mayor, generando filtraciones de agua, roturas o problemas en el funcionamiento o estructura de la misma.

Te aconsejamos apostar por una revisión a fondo de tu piscina y un proceso especializado de reparación de grietas en la piscina, para conseguir los mejores resultados y solventar el problema con la máxima efectividad posible.

Consulta en nuestra web para conseguir la mejor reparación de grietas en tu piscina

Si te interesa este tipo de servicios, puedes ponerte en contacto con nosotros rellenando el formulario web con tus datos de contacto, llamando al 646 54 70 67 o enviando un correo electrónico a reparaciondepiscinas@gmail.com