¿Cómo se lleva a cabo la reparación de piscinas de fibra de vidrio cuando aparecen fisuras?

Las piscinas con fibra de vidrio también pueden sufrir grietas y en estos casos es necesario intervenir, porque son materiales propensos a presentar este tipo de problemas, aunque va a depender del tipo de piscina. Gracias a la reparación de piscinas de fibra especializada se pueden reparar todo tipo de fisuras, filtraciones de agua o […]

home / Mantenimiento/Reparación de piscinas / ¿Cómo se lleva a cabo la reparación de piscinas de fibra de vidrio cuando aparecen fisuras?

Las piscinas con fibra de vidrio también pueden sufrir grietas y en estos casos es necesario intervenir, porque son materiales propensos a presentar este tipo de problemas, aunque va a depender del tipo de piscina.

Gracias a la reparación de piscinas de fibra especializada se pueden reparar todo tipo de fisuras, filtraciones de agua o grietas, como las grietas araña o las grietas estructurales, estas últimas más grandes y profundas.

En el caso de ser grietas estructurales, la reparación de piscinas de fibra de vidrio se lleva a cabo con una masilla de poliéster especial, que se suaviza posteriormente con una espátula para esperar a que se endurezca. Cuando ya se ha secado, se añade encima de la masilla un nuevo acabado de fibra de vidrio y una tapa superior.

En el caso de las grietas de araña, las cuales se extienden de forma rápida y poco uniforme, la reparación de piscinas será más compleja porque debe drenarse por completo la piscina y esperar a que se seque y aplicar entonces una capa de gel de cobertura

Liner o lámina armada para la reparación de piscinas de fibra

Aunque para la reparación de piscinas de fibra existe una solución muy eficaz que evitará que se produzcan grietas y también fisuras y todo tipo de daños y es la instalación de un liner para piscinas, es decir, una membrana de PVC capaz de sellar todas sus juntas por termofusión y creando una barrera protectora completamente hermética para proteger el vaso de la piscina, manteniéndose en perfecto estado durante 10 años.

La rehabilitación o bien la reparación de piscinas de fibra o de poliéster se llevan a cabo con moldes a medida y existe mucha variedad de modelos para escoger, así como fabricantes. Su fabricación se lleva a cabo con diversas capas de vidrio y el resultado es una capa de Gel-Coat y una pintura de resinas para aportar la máxima resistencia a los rayos UV. Con el paso del tiempo, las piscinas de fibra se deterioran y esta capa de protección se va deteriorando. La fibra se agrieta o se enferma, debido a la enfermedad del poliéster (osmosis), la cual produce pequeños poros y genera perforaciones y filtraciones en el monocasco, apareciendo pequeñas burbujas en la fibra.

La reparación de piscinas de fibra en estos casos es gracias al lijado y a la renovación de una nueva aplicación de gelcoat o bien aplicando gresite a toda la superficie de la misma.

El sistema que te recomendamos, como especialistas de este sector, para asegurar una correcta estanqueidad del vaso de la piscina es revestir la piscina con la membrana de PVC armada. La lámina armada permite cortar la osmosis, dejando la fibra detrás del liner y proporcionando un producto fácil de limpiar y mantener.