Cuidado de muebles de jardín y piscina

Cuando llega la primavera, muchos comenzamos a evaluar la compra de muebles de jardín y piscina. Pero solemos cometer el error de buscar en este tipo de muebles las mismas características que valoramos para mesas, sillas y sofás de interior. Es decir, que anteponemos la comodidad, la durabilidad, el estilo o el precio sobre otros […]

home / Seguridad / Cuidado de muebles de jardín y piscina

Cuando llega la primavera, muchos comenzamos a evaluar la compra de muebles de jardín y piscina. Pero solemos cometer el error de buscar en este tipo de muebles las mismas características que valoramos para mesas, sillas y sofás de interior. Es decir, que anteponemos la comodidad, la durabilidad, el estilo o el precio sobre otros factores más importantes para los muebles de exterior. Sin embargo, la enorme diferencia entre unos y otros es que los muebles de jardín tienen, ante todo, que ser capaces de soportar las inclemencias. Un mueble de este tipo estará sometido a cambios de temperaturas extremos. Frío de madrugada y calor, exposición a altas temperaturas, lluvia, humedades del riego del jardín y de la piscina. Y al estar próximos a árboles y césped, probablemente sufrirá el ataque de plagas.

En el mercado hay muebles de jardín bastante resistentes a la intemperie, como los muebles de PVC, polietileno y otras resinas, pero estos no son tan bonitos e integrados en la naturaleza del jardín como los muebles de madera, ratán y otros materiales más amigables.

¿Debemos comprar solo llevados por el factor precio a la hora de equipar nuestro jardín y piscina? La mayoría de nosotros probablemente nos guiemos por el precio de compra, sin caer en la cuenta del mantenimiento posterior a medio y largo plazo.

Por ello, es necesario investigar el tiempo y esfuerzo para mantener los muebles que terminemos eligiendo.

Piscina y terrazas en jardín de casa de lujo. Foto Premium

 

Muebles para el jardín

De todas las maderas de exterior, probablemente la teca sea la opción más popular entre los consumidores. La teca es increíblemente fuerte y nunca se deforma, agrieta ni se vuelve quebradiza con el paso del tiempo.

Esto se debe a que repele la mayor parte del agua y no se expande ni contrae en el proceso de secado. Además, tiene un alto contenido de aceites naturales, lo que la hace resistente a los daños causados ​​por la descomposición y los insectos.

Es una madera que puede durar muchos años. Su hermosa apariencia color miel se puede mantener con un mínimo de lubricación. Y si no se trata con aceites protectores puede mudar su color con el paso del tiempo a un atractivo color plata.

La mayoría de las marcas de muebles de jardín, si no son 100% teca, incorporan al menos algunas piezas hechas de esta hermosa madera. La teca es relativamente fácil de cuidar y se puede limpiar solo con agua y jabón suave.

El eucalipto

Otro ejemplo de madera dura similar es el eucalipto. Es un material que, además de durar bastante, ofrece un importante ahorro para el presupuesto de muebles de exterior, al ser una madera más barata que la teca.

Su apariencia natural lavada ofrece un atractivo rústico original que se convertirá en plateada a menos que se engrase con regularidad. El mueble de eucalipto es bastante resistente a la intemperie y a la putrefacción. No obstante, se recomienda aplicarle un sellador para mejorar su resistencia a las plagas y para minimizar el impacto negativo de la retención desigual de la humedad y agrietamiento.

El ratán

Por su parte, los muebles de rattan o ratán natural son vistosos, resistentes y duraderos. Son ecológicos y de fácil mantenimiento y limpieza. Y te sorprenderá su ligereza a la hora de moverlos de un sitio a otro en tu jardín, cerca de la piscina.

El ratán PE es un ratán sintético de altísima calidad e increíblemente duradero. Muchos sets de jardín a base de ratán PE suelen ofrecer una garantía comercial de hasta 8 y 10 años, lo que demuestra la larga durabilidad de ese material sintético.

Muebles para la piscina

Prácticamente todos los muebles de rattan para piscinas están hechos de resina de polietileno sintético. Esta  resina de alta calidad es muy densa y resistente a  los daños climáticos. El HDPE, polietileno de alta densidad es ecológica, no desprende ningún producto químico; es muy resistente a las perforaciones y puede exponerse a los rayos solares durante décadas sin experimentar ninguna degradación.

El rattan sintético para todo clima  es fuerte, liviano, resistente a la decoloración y fácil de limpiar. Es importante constatar que las mechas o trenzas sintéticas fabricadas de PVC sean de alta calidad porque, si no, tienden a volverse quebradizas con el tiempo.

La mayoría de los muebles de rattan para exteriores están construidos sobre una estructura marco de aluminio que les da consistencia estructural. Esta permite que, pese a su ligereza y aparente fragilidad, estos muebles aguanten bastante peso.

El rattan sintético se puede colorear con un tono orgánico, lo que lo hace prácticamente indistinguible del rattan original extraído de la naturaleza. También se le puede dar algunos colores con tonos vibrantes que le agreguen especial ambiente a nuestra piscina.

Por otro lado, el polietileno (PE) es la forma más común de plástico que se utiliza para fabricar muebles de terraza. Es muy rentable, pero la versión de alta densidad (HDPE) es la verdaderamente necesaria para aplicaciones al aire libre. Y ello por ser mucho más duradera y resistente a la intemperie.

Por su parte, el polipropileno (PP) es mucho más liviano y altamente resistente a la degradación química y al calor.

Destaca también el policarbonato (PC) que es un material muy duro y resistente a fuertes impactos. Por ello es la opción preferida de plástico cuando se desea un mueble de jardín barato. Pero, cuidado porque es un material susceptible a arañazos y rayones.

Finalmente cabe resaltar como material para tumbonas y sillas de piscina también el acrílico o polimetilmetacrilato (PMMA). Se trata de un material similar al policarbonato en su transparencia pero no tan fuerte, siendo más vulnerable al agrietamiento.