¿Qué hacer en nuestra piscina después de una tormenta veraniega?

¿A quién no le ha sorprendido, en pleno verano, una tormenta y le ha dejado completamente mojado, sin tener tiempo de refugiarse ni de llevar un paraguas encima? Un problema que puede convertirse en un alivio si estamos viviendo los meses más calurosos del año o que puede solucionarse fácilmente, en el caso de que […]

home / Mantenimiento/Reparación de piscinas/Reparación de piscinas Barcelona / ¿Qué hacer en nuestra piscina después de una tormenta veraniega?

¿A quién no le ha sorprendido, en pleno verano, una tormenta y le ha dejado completamente mojado, sin tener tiempo de refugiarse ni de llevar un paraguas encima? Un problema que puede convertirse en un alivio si estamos viviendo los meses más calurosos del año o que puede solucionarse fácilmente, en el caso de que hayas quedado empapado y no sea un día caluroso, porque con una simple ducha y un cambio de muda, ya volverás a estar bien.

Pero si hablamos de piscinas, como especialistas en la reparación de piscinas en Barcelona, podemos asegurarte que este tipo de tormentas puede suponer un problema en la piscina, de modo que cuando cesen estas lluvias intensas debemos limpiar el agua rápidamente para que no se acumulen ni se multipliquen las algas, ni el agua adquiera una tonalidad verdosa. Debes saber que que cuando pase la tormenta, la temperatura volverá a subir y esto hará que las algas y los microorganismos se proliferen con más facilidad. Como especialistas en la reparación de piscinas en Barcelona hoy vamos a darte los mejores consejos para cuidar de tu piscina, después de una clásica tormenta veraniega.

Consejos prácticos

Como expertos en la reparación de piscinas en Barcelona, te recomendamos que sigas estos consejos prácticos para evitar una reparación. Lo primero será actuar con medidas preventivas y de forma rápida, retirando de la superficie del agua todos los restos orgánicos y la suciedad que haya podido quedar acumulada, limpiando bien el skimmer, vaciando los cestillos y limpiando la bomba.

Si dispones de limpia fondos, lo mejor es filtrar el fondo y las paredes de la piscina, añadir alguicida y endencer la bomba, para que funcione durante 24 horas seguidas. Es como un proceso de limpieza intenso con el que lograrás que tu piscina sea segura y se mantenga en perfecto estado y completamente limpia.

Después de estas 24 horas deberíamos limpiar el filtro, revirtiendo el flujo del agua para retirar las algas y la suciedad que haya quedado atrapada en el filtro de la bomba, colocando la palanca en posición de enjuague durante unos minutos. Es posible que también debas eliminar las burbujas de aire o bien cebar la bomba después del lavado.

Después ya puedes volver a echar alguicida y, pasadas cinco horas, ya puedes añadir también clarificador, prestando mucha atención a las instrucciones del envase. Este clarificador hará que las algas muertas queden todas juntas para retirarlas más fácilmente.

Solo te queda lavar el filtro y dejar que la bomba siga funcionando durante el resto del segunda día, para asegurar una limpieza efectiva.

Pero si ves que no consigues retirar la algas o que el agua de tu piscina no queda completamente limpia, lo mejor es contactar con una empresa especializada en la reparación de piscinas, que se ocupe de llevar a cabo un trabajo profesional de mantenimiento o de reparación siempre que lo necesites. En Díaz Pools somos especialistas en la instalación, mantenimiento, limpieza y reparación de piscinas en Barcelona.