Siete elementos clave para la depuración de tu piscina

Hoy venimos a darte siete consejos para que consigas una depuración de la piscina que sea eficaz y duradera. Como especialistas en la reparación de piscinas de obra queremos que cuides de tu piscina de la mejor manera, realizando una correcta depuración y siguiendo un mantenimiento y una limpieza adecuadas. Buenas pautas Lo primero que […]

home / Mantenimiento/Reparación de piscinas/Reparación de piscinas Barcelona / Siete elementos clave para la depuración de tu piscina

Hoy venimos a darte siete consejos para que consigas una depuración de la piscina que sea eficaz y duradera. Como especialistas en la reparación de piscinas de obra queremos que cuides de tu piscina de la mejor manera, realizando una correcta depuración y siguiendo un mantenimiento y una limpieza adecuadas.

Buenas pautas

  1. Lo primero que debes saber es que la piscina necesita de un sistema de depuración física y otro de depuración química, teniendo en cuenta que la primera hace referencia a elementos propios de la instalación de la piscina, como es el filtro que retiene la suciedad, y la segunda se refiere a productos químicos que utilizaremos en el agua, para acabar con todas las bacterias que puedan aparecer. Como empresa especializada en la reparación de piscinas de obra, te recordamos que ambas depuraciones son necesarias y que cada una requiere de unos productos específicos.
  2. Necesitas un sistema de aspiración del agua y de retorno a la piscina; Si cuentas con esto, conseguirás una circulación completa del agua de la piscina, ya que el sistema se compone de tuberías y elementos empotrados en el vaso de la piscina. A través de un motor o bomba de agua, conseguimos que el agua esté continuamente renovándose para que pase por los sistemas de filtración que tengamos instalados. De este modo, conseguiremos eliminar la suciedad y aquellos elementos externos que puedan estar en la superficie del agua de la piscina.
  3. Instala un filtro, ya sea de arena o de vidrio, es interesante que la piscina cuente con un filtro que se ocupe de la depuración física, para que cuanto el agua pase por su lecho filtrante, sea arena o vidrio, la suciedad quede depositada dentro y el agua limpia vuelva a la piscina.
  4. Encuentra un buen sistema de aspiraciones. Las aspiraciones del limpiafondos y la superficie son esenciales para la depuración de la piscina, porque limpian la parte superior e inferior del agua. Normalmente constan de tres tipos de aspiraciones, el sumidero de fondo, los skimmers o vaso de compensación y el limpia fondos.
  5. Elige depuración química. Es importante que elijas un sistema de depuración química, porque conseguirás una higiene y desinfección más completa y previenes también el crecimiento de algas o la proliferación de microorganismos que puedan habitar en el agua. Para ello, es importante que cuentes con el consejo y el asesoramiento de una empresa especializada en el sector de la reparación de piscinas de obra, para asegurarte de que son productos profesionales y específicos.
  6. Equilibra los valores del agua, tanto la alcalinidad como el pH, instalando un equipo de dosificación de pH o bien de forma manual, para asegurarte que el agua cuenta con la mejor calidad posible y puedes disfrutar de un baño seguro.
  7. Es importante contar con un medidor tanto de cloro como de pH, para asegurarte que automáticamente puedes saber cómo está el agua, cada vez que quieras comprobar los valores de la misma.

Para más información te invitamos a visitar la página web de nuestra empresa de reparación de piscinas de obra Díaz Pools.